Con los espaГ±olitos charlaba mГЎs. QuizГЎs por miedo a que me ignoraran, iniciГ© a hacerme la bromista

Con los espaГ±olitos charlaba mГЎs. QuizГЎs por miedo a que me ignoraran, iniciГ© a hacerme la bromista

Y un escaso dura desplazГЎndolo hacia el pelo canallita. La verdad es que estaban bastante charlatanes.

Creía que tendría que currarme a las tíos desplazándolo hacia el pelo hacerme un escaso la graciosa pero es que los tíos no paraban de abrirme mensajes directos. Esa peña se me quería follar. Ciertamente acontecer tía en Tinder serí­a como vivir en un palacio sobre oro repleto sobre deliciosos manjares y servicios. “All you can eat”, colegas. Y la realidad serí­a que me abrían conversaciones tíos que no estaban nada mal, las típicos cachitas sobre gimnasio o individuos que pueden ser mis colegas, en fin, familia normal. Un alocado de gimnasio me abrió un chat diciéndome “Hola rosado, me fascina mucho ir al gim” a lo que le contesté “lo siento, no conozco este bar”, cosa que nos llevó a una extendida disertación en las “hobbies”, el “cuidarse” que al final resultó en un dismatch por pieza del colega por “poca afinidad”. El tipo estaba buenorro y no ha transpirado En Caso De Que le hubiera seguido el juego quizás se hubiera follado a rosado, o sea, a Pol Rodellar.

Me sorprendiГі la celeridad con la que la conversaciГіn alcanzaba colores sexuales. (más…)

Continuar leyendoCon los espaГ±olitos charlaba mГЎs. QuizГЎs por miedo a que me ignoraran, iniciГ© a hacerme la bromista